Posturas estratégicas

301|Posturas| Visión de una revolución creativa

Visión de una revolución creativa

25 Mayo, 2018
Visión de una revolución creativa

Desde muchos años atrás estamos enfrentando a una nueva revolución, la revolución de la información, y con ella, nuevos desafíos por afrontar. Pasamos de un mundo movido por la sociedad industrial basada en la producción masiva a una sociedad de servicios de información, donde, como lo afirma Ken Robinson, experto en desarrollo de la creatividad, el motor son las ideas y la creatividad.

Desde el inicio de la época de la industrialización, se ha implantado en la cultura, un modelo de inteligencia y conocimiento donde las artes, pertenecen a los sentimientos y expresiones individuales, por ello, solo están bien para el entretenimiento; y las ciencias, por su parte, a ser más importantes y precisas para la economía, puesto que trabajan con hechos y la certeza.

Los avances de la ciencia y la tecnología han sido maravillosos, procesos que, sin lugar a dudas, han iniciado con ideas o especulaciones de alguna persona o equipos de expertos. Se requiere de esa creatividad, que tanto distanciamos, para resolver preguntas, investigar e ir más allá de los desarrollos de cualquier índole.

La ciencia no puede avanzar sin las ideas, es el chispazo, el motor que enciende todo proyecto. Por esto no podemos separar la ciencia de las artes o atribuirle características propias, porque le estamos haciendo daño a ambas, estamos separando el intelecto de la emoción.

Visión de una revolución creativa

Como lo afirman los expertos en educación como Robinson, hoy no aprendemos por repetición como antes, aprendemos cuando nos emocionamos, cuando estamos motivados. Por esto, el énfasis está en estimular la pasión, el talento, la energía, las habilidades para asumir nuevos retos; de estar felices, sentirse realizados, desarrollando, descubriendo y cultivando todo aquello que nos motiva y hace sentir bien.

En 301 nos mueve lo que hacemos, para nosotros es importante que el desarrollo de cada proyecto esté en manos de la persona ideal, afín al tema, que lo disfrute y pueda hacerlo dando lo mejor de cada uno.

Para solucionar cada problema del día a día profesional o personal, por ejemplo, debemos ser creativos. Hoy, nos enfrentamos a retos que nos demandan ideas, ser ágiles y creativos, y usar adecuadamente la información que tenemos a disposición para innovar, descubrir y crear.

Tenemos como convicción las ideas como el motor del ser y su labor, la motivación y el gusto por lo que hacemos, por esto frases como “eso es del creativo” y “el ingeniero es cuadriculado”, no tienen espacio en nuestro estudio.