Posturas estratégicas

301|Posturas| Más que un solo paso en Instagram

Más que un solo paso en Instagram

30 Marzo, 2017
Más que un solo paso en Instagram

Una foto de la comuna 13 llegó a cada uno de nuestros celulares… nos deslumbró… el color rojizo de las casas de aquella montaña sumado a la particular arquitectura de cada una de ellas nos transportó a un lugar mágico. Mágico en colores, en historias, en cultura, en empuje y en creatividad traducida en el rebusque paisa.

Algo debía estar rondando en la cabeza de Marco y Rod, nuestros directores creativos.

Días después nos enteramos de qué se trataba…

Habían salido a recorrer las calles de la ciudad y las afueras con un pequeño aparato con la capacidad de capturar los paisajes desde arriba, junto a Andrés Ramírez, nuestro aliado estratégico en el tema de la producción audiovisual con drones.

Su intención era construir una estrategia titulado “Como vemos las calles en 301” para nuestras redes sociales con el objetivo de promocionar el servicio de fotografías y videos con dron y llevar tráfico al sitio web, en esa época recién habíamos lanzado nuestro blog.

El espacio propicio para pensarla fue una biblioteca del Centro de la ciudad. Andrés, John y Lina, los diseñadores y la comunicadora respectivamente, tenían la misión de conectar todas esas ideas y darle un sentido.

Pensamos en agregar a esas imágenes palabras características de nuestra cultura o poner frases típicas de un buscador referentes a lugares típicos de la ciudad, dónde encontrar ciertas cosas, donde tomar un buen café, etc. Y, ¿cómo resolveríamos llevar tráfico al sitio web?, pensamos en escribir un artículo sobre cada palabra y/o búsqueda de la imagen para que el contenido fuese dinámico y no llevara a los usuarios a la misma sección 9 veces.

Al presentar las propuestas, usamos una palabra que cautivó, que describía completamente lo que somos y el cómo actuamos, hablamos de una palabra que aplica en todos nuestros contextos como comunidad, como ciudad, como país… el REBUSQUE que nos caracteriza…

En definitiva, elegimos representar cada paisaje con palabras con toda la carga emotiva de la cultura y del parlache urbano. No fue fácil encontrarlas, requirió de exhaustivas búsquedas en internet, de muchas preguntas, de dos largas listas, de varios correos, y de una reunión en la que 4 personas lanzamos y lanzamos palabras hasta encontrar las 9 perfectas.

Al mirar las fotografías encontramos que el ángulo en las que estaban tomadas no nos permitía intervenirlas como queríamos… Rod y Andrés tuvieron que salir nuevamente a crearlas en ángulos de 45º y 90º, estos sí le permitirían a Andrés jugar con la palabra y los elementos de la ciudad.

¡Upsss!

En el camino de la planeación nos encontramos con que en Instagram los enlaces no son directos, es decir, debíamos elegir entre poner el enlace en el copy del post y que los usuarios lo copiaran y pegaran en su navegador o conectar la pieza con un copy relacionado en la descripción del perfil y actualizar el enlace con el artículo del blog de la palabra a publicar para que fuese dinámico, intuitivo y más cómodo. Para hacerlo teníamos dos opciones:

  1. Dejar que los usuarios intuyeran que el enlace de la biografía cambiaba, lo que logramos cambiando el copy y añadiendo iconos que llamaran la atención.
Más que un solo paso en Instagram
  1. Hacer el llamado de acción desde el texto de la publicación.

Ejemplo:
Las marcas están hechas para la gente, la que está allí afuera, en un bus, en la tienda, en el parque, en la calle… Toda aquella que vive lo cotidiano. Para más información clic en el enlace de la biografía.

Como ya lo mencionamos, preferimos la opción 1, pues genera dinamismo y usabilidad, los usuarios dan clic en el enlace y automáticamente se dirigirán al sitio, además durante la campaña la descripción y enlace fueron diferentes en cada publicación, lo que podía llamar la atención.

Ahora sí, manos a la obra

El último paso para rodar fue darle orden de salida a cada palabra, así, mientras Andrés intervenía una imagen, Lina, se inspiraba y escribía sobre cada una para el blog, proceso que, si bien suena fácil, de vez en cuando se convirtió en mil preguntas, ¿qué escribir?, ¿por dónde intervenir exactamente la ciudad?, ¿cómo darle el tono adecuado al artículo?, ¿qué tipografía usar?, ¿qué significado tiene esa palabra en nuestra cultura?

Algunas veces, como con la palabra “Boleo”, antes de enviarle el artículo a Marco, requirió algo más, escribirlo, dejarlo reposar y salir, ver a personas vendiendo frutas, bebidas, cantando en los buses… Ver a los mecanógrafos fuera de la notaría que al son de su “tac, tac, tac, tac” persisten con esta tradición, a pesar de los tantos avances tecnológicos de la época, hicieron que se encendiera la chispa, la inspiración…

John era el encargado de darle el toque pintoresco y sutil a cada imagen con el look del blog una vez Andrés terminaba.

Marco siempre es el encargado de aprobar y ajustar cada detalle de las piezas, cada letra que lo requiere. Una vez realizados todos los ajustes en color, trazo, tono de comunicación y demás, estábamos listos para publicar.

Llegó el momento de lanzarlas

El primer paso era publicar en el blog los artículos, esos que escribió Lina, con su respectiva imagen destacada, si, esa que intervino John. Luego debíamos actualizar la descripción del perfil y el enlace del artículo para luego lanzar el post de la imagen que Andrés creó acompañada del copy pensado.

Facebook era el último canal para completar el proceso. Decidimos publicar los artículos allí y darle fuerza a la campaña.

Con todo visible…

Solo esperamos que nuestros usuarios encuentren el contenido que desean ver: diferente, pensado, bello y con sentido…