Posturas estratégicas

301|Posturas| Marcados por un mundo digital basado en comentarios

Marcados por un mundo digital basado en comentarios

4 Junio, 2018
Marcados por un mundo digital basado en comentarios

TripAdvisor, el sitio web de viajes más grande del mundo, es un portal que le permite a los viajeros, y usuarios en general, aprovechar el potencial de cada viaje y visitar los mejores lugares, hoteles, casas de vacaciones, restaurantes, tours y los mejores lugares de cada destino.

Esta plataforma compara precios y rankea según las opiniones de los usuarios. Le ayuda a cada turista a decidir qué vuelo tomar, dónde alojarse, dónde comer y qué hacer. Las mejores recomendaciones de cada lugar.

Pero… ¿qué tan verdaderas son algunos de esos comentarios? Para sorpresa de muchos, existen personas que se dedican a ser editores de opiniones falsas en esta herramienta; escriben críticas positivas sobre establecimientos, sin siquiera haber estado allí. Ejemplo de esto, es Oobah Butler, un joven inglés, quien escribía reseñas de restaurantes sin conocerlos. Hasta que un día decidió, en el actual clima de desinformación, del deseo de las personas de creer en cualquier cosa; crear un restaurante falso, que se convirtiera en el número 1 en Londres en TripAdvisor.

Con el objetivo trazado, un restaurante en el jardín de su cabaña, un lugar un poco desaliñado; y comida que nunca se ha servido a clientes, inició la misión. Con fotografías de platos elaborados con productos no comestibles, misticismo y como lo dice él, algunas tonterías, comenzó a rodar el plan.

Para comenzar, “The Cabin in Dulwich”, como tituló su restaurante, necesitó un teléfono para ser accesible; y una dirección, teniendo en cuenta que técnicamente Butler no contaba con una puerta, describió el camino y señaló ser un lugar con reserva previa. Ahh, y una cantidad de falsas críticas muy positivas sobre su restaurante.

Creó un logo, un menú y un sitio web, y basó su comunicación en el concepto: “servir platos basados en el estado de ánimo de los invitados”. Esto, un concepto excéntrico y tonto para él, lo llevó a recibir miles de llamadas y correos electrónicos para reservar; pero, desafortunadamente para los interesados, por meses la agenda estuvo completamente llena.

Marcados por un mundo digital basado en comentarios

Para TripAdvisor, era el peor restaurante de la ciudad, por ello necesitó comentarios de sus amigos, hechos por personas reales en distintas computadoras, para no ser atrapado por la plataforma. Mientras los comentarios aumentaban, su ranking continuaba escalando posiciones, de 18.190 restaurantes en Londres, fue ascendiendo en las primeras semanas al top 10.000, luego al top 1.000… en cinco meses ya estaba en las posiciones 121, 91, 54, 42, 10…

¿Cómo explicarse que un restaurante sin dirección, sin agenda, pueda ser tendencia? Pues básicamente, esto lo hacía atractivo, su exclusividad. Tanto así, que recibió propuestas para publicitarlo con temas relacionados al lanzamiento de Batman, lo cual rechazó.

Seis meses después, se convirtió en el número en Londres. Y con esto, una pregunta, Butler cuestionó a TripAdvisor sobre cómo podía aludir a sus controles, a lo cual tuvo por respuesta, que solo periodistas hacían este tipo de cosas falsas para ponerlos a prueba, pero las personas en general no tenían razones para crear restaurantes falsos.

Ya era toda una realidad, solo faltaba hacerlo posible, crear ese ambiente que por meses las personas habían descrito en sus comentarios. En solo 4 días lo logró, un ambiente rural, pero elegante, con gallinas que los clientes elegirían; comida que les recordaba su infancia, comida congelada; atmósfera de restaurante, un DJ, que además taparía el sonido del microondas; y un par de actores, clientes del lugar.

Así, la noche se da, con expectativa, interpretando los estados de ánimo de los comensales, y, con algunos no muy contentos, con otros sorprendidos, pero disfrutando de su comida y sobre todo del ambiente del lugar; estaban ahí, en el mejor restaurante de Londres…

Y eso fue todo, sus invitados se fueron contentos, recibieron todo gratis, y convencidos de haber estado en el restaurante número 1, todo gracias a la clasificación de TripAdvisor. Luego de esto, se cerró el aviso en la plataforma, y en Butler, la satisfacción de haberlo logrado, su jardín se convirtió en el mejor restaurante de Londres.

Pero, cómo explicar esta nueva ola de estar “chicaneando” sobre el dónde estamos, qué visitamos y, sobre todo, el complejo de demostrar la capacidad adquisitiva y de consumo exclusivo que tenemos. Hay que visitar definitivamente los mejores lugares para posicionarnos en un mundo digital que necesita compartirlo todo.